El 40% de la población mundial vive confinada en su casa a día de hoy y no tenemos claro hasta cuando durará. Al margen de la inevitable preocupación por todo lo que está pasando, ¿cómo lo estás viviendo?

El cambio de una vida ajetreada: trabajo, familia, atascos, obligaciones… a una vida encerrados en casa con las mismas responsabilidades (trabajo, limpieza, hijos..) pero con opciones diferentes puede ser un excelente momento para encontrarse  con uno mismo y disfrutar del presente.

¿Qué es lo que más estás echando de menos?

 

En mi caso, la distancia ha hecho que valore momentos sencillos, cotidianos, que no apreciaba tanto antes del confinamiento. Comer con mi madre y mis hermanos, tomar unos vinos con unos amigos…queda tan lejos ya.

Añoramos el contacto con nuestras familias y nuestros amigos, y buscamos formas para poder hablar, vernos, en definitiva sentirnos más cerca de nuestros seres queridos.

Pero también estamos haciendo grandes descubrimientos. Pese a que nuestras agendas siguen estando a tope, los horarios ya no son tan inflexibles y surgen planes que antes nos parecerían impensables: una agradable charla de sobremesa en pareja, compartir la clase de gimnasia de Youtube  con los niños o disfrutar en soledad de un concierto por Instagram.  ¡Todo un lujo!

El tiempo pasa muy rápido y pronto estaremos inmersos en nuestra rutina otra vez, con atascos, horarios estrictos y corriendo como pollos sin cabeza. Ojalá seamos capaces de recordar el aprendizaje que nos deja esta horrible pandemia, ojalá seamos capaces de disfrutar del presente.

¿Te atreves con el reto de disfrutar el presente? ¿Te gustaría saber cómo es posible cambiar la actitud?

Paloma Arnáiz- Psicóloga, Miembro del Equipo Alquimia Talento.

No todas las personas disponen de las herramientas necesarias para afrontar este reto. Si quieres contactar con nuestra alquimista, está a tu disposición en el Canal solidario. Haz clic en el hashtag y cuéntale.

#ContigoDesdeCasa

Comparte tu experiencia